Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Jesus Hernandez: las revelaciones de un ex-ministro de Stalin en España

Imagen
La Memoria Histórica respecto a nuestra cainita Guerra Civil es un tema en candelero, tomando las formas polémicas, viscerales e ideológicamente sesgadas que nos son familiares; pensé pues que sería de interés un testimonio como el que sigue. Fue uno de los libros que más contribuyó a mi comprensión del fenómeno estalinista, con sus detalles morales, emotivos y personales más perversos: "Yo fui ministro de Stalin en España" del que fuera ministro del PCE en el Gobierno republicano en plena Guerra Civil, Jesús Hernández. El libro en cuestión es una confesión autocrítica personal de su trayectoria como ministro comunista en dicho Gobierno, de todas las maniobras maquiavélicas de la dirección de su partido, así como de todos los representantes de la "Internacional Comunista" y el aparato del Estado soviético en la España republicana.
Algún escéptico podría cuestionar la autenticidad de los hechos narrados en base al desengaño personal del autor con el Partido Comunis…

Entrevista a Isaiah Berlin

Imagen
El 9 de mayo de 1992 se publicaba esta entrevista en el diario El País. Se nos revela un hombre sencillo, un liberal pero antes un librepensador que desdeña el dogma. Isaiah admite no ser profeta, a pesar de su nombre, se reconoce casi un ignorante en economía y pobremente dotado para la filosofía pura: 'se quedó' así en historiador de las ideas. Simplemente un hombre bueno, quizá. Se adhiere Isaiah a la corriente pesimista en su retrospectiva del siglo XX, 'el más sangriento de la historia'. Y si bien no le falta fundamento, expreso mis reservas: no conozco siglo de la historia humana inmaculado de sangre, derramada además sin demasiados remordimientos . Lo que separa quizá al exterminio de Cartago, el circo romano o las Guerras de Religión sea en esencia la multiplicación del poder letal por medio de la tecnología. No obstante, el desarrollo de la ciencia y la tecnología en dicho siglo y su aplicación pacífica son también las buenas nuevas del siglo XX. Y los derech…

Sobre Cataluña, autodeterminación y liberalismo.

Imagen
1. Las ‘cadenas humanas’ y todo tipo de movilizaciones similares no tienen por lema la ‘autodeterminación individual’, sino la ‘nacional’. Los manifestantes se mueven en el paradigma ideológico defendido por un nacionalismo catalán que tiene el poder en las instituciones, medios de comunicación y enseñanza y que en este momento ocupa las instituciones. Es un nacionalismo por lo tanto estatista, como lo ha sido desde la Renaixença del S XIX y que incluye expresiones como ERC (más bien estatista) o los ‘bolches’ de la CUP (no demasiado liberales). Y es un nacionalismo nutrido con todos sus mitos, mistificaciones, fanfarronadas, etc. y elementos sentimentales. No obstante, es un estado de opinión legítimo, real y al que no podemos dejar de ningunear. Es un problema a abordar, pero sin soluciones mágicas.